Implantes cigomáticos.

Los implantes cigomáticos son la solución para aquellos casos donde ha habido una gran perdida de hueso en el maxilar superior, y son la alternativa a complejos tratamientos de regeneración ósea.

Los implantes cigomáticos son más largos que los implantes dentales normales, y se fijan el hueso del pómulo a través de la boca. Este hueso tiene unas características de dureza especiales que nos permite incluso colocar los implantes cigomáticos y los dientes en el mismo día.

El tratamiento con implantes cigomáticos es muy similar desde la perspectiva del paciente al tratamiento de implantes convencional. Tras la planificación 3D y el diseño de la sonrisa se instalan en una sola sesión bajo sedación consciente y mediante técnicas mínimamente invasivas que permiten una recuperación rápida.

No se trata de una técnica convencional por lo que es importante consultar su caso a un especialista.